Archivo del Autor: degoriesteban

EL CHAVISMO EN SU LABERINTO

chavez

Por Esteban De Gori :: @edegori

El chavismo atraviesa tiempos cruciales. Es posible que el 6 de diciembre pierda la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional y se abran nuevos cursos de acción, tanto al interior del oficialismo, como de la oposición. Hoy parece muy difícil que el chavismo retenga los 99 escaños que hacen esa mayoría absoluta de un cuerpo de 165 legisladores. Cuestión que anularía la posibilidad de que la Asamblea permitiese a Maduro dictar decretos con valor y rango de ley (ley habilitante). Para otros dirigentes, inclusive, está en juego la mayoría simple y la fisonomía del actual poder del gobierno.

Existe una fatiga social y cotidiana que puede expresarse en las urnas. Nadie puede vivir constantemente en carestía, hacer colas infinitas para obtener alimentos, padecer los precios del contrabando y una profunda inseguridad que desgasta la sociabilidad y pone en duda la creencia en el espacio público (la encuestadora GisXXI indica que el principal problema es el desabastecimiento). Una inflación de 168% -durante el año 2015- se fue devorando el poder de compra real y las metáforas del “aguante cívico” que esgrime la dirigencia bolivariana.

El desabastecimiento se lleva mal con un mundo que derrocha mercancías y aquellos que pugnan por ese mundo -consuman o no- generalmente logran su cometido. Es cuestión de tiempo. Todos los días esas expectativas erosionan las fronteras del chavismo. Maduro no ha podido administrar las tensiones que había dejado el gobierno de Hugo Chávez y es posible que una parte del tradicional electorado bolivariano se vuelque un poco más por la abstención o por el planteo opositor.

Venezuela March Sigue leyendo

GAME OVER

Chavez_Kirch_Lula141597

Por Esteban De Gori :: @edegori

I

The End. Cristina Fernández de Kirchner entregará el mando presidencial a Mauricio Macri. El fin de ciclo de su liderazgo, como su universo de hipótesis acerca de la realidad argentina, se avecina. Ninguna de sus apuestas electorales fueron eficaces. Erosionó su sucesión presidencial, no solo en la presión ejercida sobre Scioli, sino por la puesta en marcha de un conjunto de medidas políticas y económicas que nunca advirtió o que directamente soslayo su impacto cultural (inflación, cepo, INDEC, conflicto con el campo). El microclima presidencial y de aquellas organizaciones que lo promovían desdibujo la oportunidad de comprender que sucedía en el mundo social. Ese mundo era un mundo ajeno, con poca significación. Las elites gubernamentales abandonaron el “momento sociológico” y la perspectiva de los actores para recluirse en un insuficiente saber estatal y comunicacional. Despreciar o relativizar los efectos sobre lo social y lo territorial –como sus reconfiguraciones- se terminó convirtiendo en el límite concreto para imaginar la sucesión o continuidad. A esto, debemos añadirle aquellas transformaciones culturales (consumo, autoreflexión posmoderna, individuación, etc.) operadas por la globalización que no fueron materia de análisis de la subjetividad contemporánea sino que la misma globalización fue reducida a una suerte de agenda geopolítica.

Cristina y el propio kirchnerismo intervinieron sobre la realidad como un “gobierno de emergencia”. Trabajaron como si el 2001 estuviese presente en cada momento, como si esa memoria podría formatear todas las acciones, como si el Estado fuese el único actor en pie. Nadie –a lo sumo un actor con excesivo poder- podría trabajar con esas memorias en momentos en que ellas son evanescentes, liquidas y –en algunos casos- no vividas.

Ahora estamos ante otro momento, en el presente mismo. Un Frente para la Victoria sin Estado y con “mucha sociedad” a su alrededor. Hoy como fuerza política esta reducida y como propósito renovador dejó de existir. Ahora, vendrán los reacomodamientos políticos y lexicales. Vendrá la lucha por el futuro de lo que deja el kirchnerismo. Inclusive, lo que quede de él deberá luchar con la memoria de su paso por la estatalidad. La política volverá, pero no sabemos que harán los actores y los ciudadanos. Hoy eso es futurismo. El “volveremos” de los 70-80 o la imaginación de una ola que vuelve por sus fueros o que vuelve a cuidar la espalda de los “vulnerables” parece perimido. Sobre todo, porque parte de esos que quiere proteger optaron por el macrismo. El “milagro político” –casi, un “sandinismo espiritual”- ha concluido. Pero a diferencia de otros procesos, nadie tirará las estatuas, los nombres y panteones del kirchnerismo. En parte, el liberalismo y la moderación han triunfado en casi todo el arco político.

Thats_all_folks

Sigue leyendo

LAS PASO Y EL KIRCHNERISMO REVISADO

elecciones-2015-2075413h430

Por Esteban De Gori :: @edegori

Las elecciones primarias, por su misma lógica, dejan sobre la escena varias lecturas para el “consumidor” de análisis político. La primera considera la elección por candidato, donde Scioli obtiene (con el 97.84% de mesas escrutadas) 38.41%, Macri 24.00% y Massa 14.07%. La segunda agrupa los votos por lista o frente político, donde el Frente para la Victoria logra el 38.41%, Cambiemos el 30.07% y UNA 20.63%. Scioli es el gran triunfador en estas elecciones, tanto al interior del FPV, como en términos generales. Con solo considerar que pertenece a un gobierno que lleva más de doce años en el poder, su elección toma mayor significancia. Su estrategia electoral que buscó “desmalezar” la hiperpolitización discursiva del kirchnerismo y representar esa “voz interna” de un peronismo municipal y de ciertos empresarios que ruegan moderar y contener el discurso, le ha traído buenos resultados. En este sentido, la incorporación a la campaña de Karina Rabolini no debe ser soslayada. Su condición anfibia le permite enlazar registros y gestos discursivos de las clases altas y medias sin perder el glamour cuando realiza la “V” de la Victoria o cuando defiende determinadas políticas oficialistas. Tiene la dosis justa de pospolítica y la defensa de ciertas medidas hace que se constituya en un mejor coequiper para Daniel Scioli que la figura adusta de Zannini. Si éste representa una supuesta “garantía ideológica”, es verdad que, incorporado a este trío, ha quedado un poco desdibujado.

Seguir leyendo en Cuadernos de Coyuntura

DE GRECIA A ESPAÑA

alexis_pablo

Por Esteban De Gori :: @edegori

“La negociación fue interminable, porque la otra parte se negaba a hacer concesiones”. “Ellos querían todo desde el primer momento.” Yanus Varoufakis (Ex ministro de Finanzas, 15/07/2015, elpais.es)

I.

El New Deal -imaginado por Tsipras en una carta a los alemanes antes de convertirse en Primer Ministro (13/01/2015)- fracasó. La aceptación de un duro plan de austeridad pone a Grecia ante la posibilidad de transformarse en un “Estado sin soberanía”. El poco poder conseguido en el referéndum y en el apoyo de algunos partidos políticos no bastó. Se esfumó. Las apelaciones nacionalistas, que sirvieron a Tsirpas en los primeros días, hoy poseen poco efecto práctico. Parece que quedará una identidad nacional de baja intensidad estatal, lo que le permite mantener su selección de fútbol y de basquetbol. Así, Grecia, como dirían los viejos y queridos aristotélicos, puede transformarse en una comunidad imperfecta. Una, que no pueda autogobernarse. La política europea se ha “merkelizado” poniendo en duda la estatalidad de algunos países que la integran. Cuestión que redefine el viejo espíritu de la Unión Europea y a la larga se transformará en un problema para todos.

II.

El poder es el poder. Merkel y Hollande “retuvieron” a Grecia a condición de disciplinarla. Los otros países deudores festejaron. Tsipras aceptó un plan que supone grandes sacrificios sociales y públicos y con ello pone en duda las pequeñas esperanzas que su candidatura había suscitado. Ser de izquierda en la Unión Europea es una tarea harto difícil, sobre todo, cuando se logra administrar el “enclenque” poder del Estado. El referéndum fue desconocido por los “socios mayores” y los resultados del mismo se transformaron en un problema interno (algunos de los diputados de Syriza –como Dimitrios Vitsas– llaman a votar en contra del acuerdo en el congreso heleno). Entonces, ¿qué hacer con los votos y con la gente en las calles? ¿Qué hacer con el mandato democrático? ¿Cómo desandar las convicciones por el No, tanto del gobierno y de los votantes? Syriza lidia con ello, con su propia democracia y con las impugnaciones sociales al acuerdo. La política no es un partido de fútbol. Ningún negociador mandatado por una asamblea imagina enfrentarse a la misma y decirle: bueno, perdimos. La democracia en acto busca resultados y Tsipras solo trajo perdidas.

III.

El “modelo europeo”, tal cual diagramado estos últimos años, se hizo viable para neoconservadurismos que aceptan las reglas financieras del capital y la hegemonía política de Alemania y Francia. Esto ha diagramado un modus vivendi. Los actores que hoy sostienen a la Unión –y a la cual, algunos países pugnas por integrarse– confían en que las izquierdas se agoten en sí mismas, se enfrenten a sus propios electorados y a sus propias “demagogias y populismos”. La “chequera alemana” se convirtió en la última ratio de la política europea y en una máquina tecnocrática y eficiente de subordinación de partidos y gobiernos. Sigue leyendo

DURÁN BARBA CONDUCCIÓN

Jaime-Durán-Barba

Por Esteba De Gori :: @edegori

<Muchos intelectuales y políticos han dado poca importancia a la comprensión de las realidades concretas que conforman el mundo del elector y se han dedicado a teorizar acerca del “deber ser” de la política (…) Mientras nuestros políticos tradicionales intentan atraer a los electores con discusiones que solo a ellos les interesan (…) las masas se alejan cada vez mas de ellos y prefieren a “nuevos caudillos”> Jaime Duran Barba (1979).

I

El PRO vive su momento Duran Barba. Su insistencia en construir una fórmula presidencial “pura” que no contamine a Macri habla de su larga apuesta electoral, cultural y, por qué no, biográfica. Al PRO lo cuenta dentro de sus grandes creaciones más sofisticadas: la instalación de una fuerza nueva en un territorio plagado por partidos históricos y líderes arcaicos e ideologizados (así nos lo revela en una última entrevista). En sus años adolescentes conformó el “Antipartido” como respuesta a las viejas fuerzas de su época y milito en la izquierda como estudiante de la Universidad Católica. De mayor cruzó el Rubicon con ese movimiento crítico que inició Jorge Castañeda en México y emprendió un tránsito acelerado a la posmodernidad, al management y al análisis político. Recaló en Argentina, -como lo hizo en los ´70 cuando militó en la JP de Mendoza e intentó escribir una tesis sobre Aníbal Ponce y Mariátegui bajo el amparo de Arturo Roig-, y se vinculó a ese PRO que empezaba a nacer. Macri se volvió parte de un laboratorio político de época, que Duran Barba ayudó a moldear. Para el asesor, Mauricio poseía -según la entrevista en La Nación (abril, 2015)- dos rasgos fascinantes: inteligencia y ausencia de formación política. Esta última, se presentaba como un atributo del “nuevo político”, cuestión impensada para los modelos de dirigente político de los siglos XIX y XX donde el saber ocupaba un lugar central en la acción política. Sigue leyendo

¿FIN DEL BIPARTIDISMO ESPAÑOL?

Ada-Colau-Manuela-Carmena-democratica_EDIIMA20150506_0553_17

Por Esteban De Gori :: @edegori

I.

Podemos hizo una gran elección. La lucha por el centro político que inicio el último tiempo les dio resultado. Aquellos dirigentes que administraron una lectura de la hegemonía que entendía que se encontraban ante un electorado atravesado por reclamos pospolíticos y sociales –relacionados con cierta idea de estatalidad “bienestarista”– ha triunfado. En este sentido, es posible que este núcleo dirigencial se consolide y logre importantes posiciones en noviembre.

II.

El parlamentarismo también ha triunfado y es posible que se consolide. Si no se logra la mayoría absoluta te impulsa al obligatorio mundo de los acuerdos. Nunca estuvo en cuestión por los actores en disputa, sino todo lo contrario. El inicio de negociaciones para establecer gobiernos municipales y autonómicos pondrá a todos los actores –especialmente a los novísimos Podemos y C´S– ante la realpolitik y, sobre todo, ante un horizonte de posibilidades y escenarios que le otorgan las elecciones generales de noviembre. Sigue leyendo

DESHIELO CUBANO-AMERICANO EN PANAMÁ

Obama - Castro

Por Esteban De Gori :: @edegori

I.

Panamá. Barack Obama y Raúl Castro se dan la mano. Se suben a la tarima y posan con escenografía. Parecen cansados y contentos. Es la primera vez que se ven cara a cara desde el deshielo. Los tipos se relajan. Se ponen para la foto. Acomodan su humanidad en las poltronas. Saben que esa imagen vale oro. Está dedicada a todos, principalmente a los intransigentes de ambos lados.

II.
La política del “posbloqueo” o “posembargo” –todavía en términos simbólicos– empezó en Panamá. Es el punto cero del fin de esa Guerra Fría de baja intensidad que Estados Unidos intentó mantener hasta estos días y que Cuba supo jugar y resistir. Este país recreo su comunidad política en el nombre de la revolución y del bloqueo y ahora se encontrará ante un nuevo desafío político: redefinir sus fronteras identitarias. Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , ,

LA ÉTICA DE ESPINOZA

Espinoza

Por Esteban De Gori :: @edegori

I

Desde la recuperación democrática, la figura de los intendentes fue condenada a miradas peyorativas, sospechosas o románticas. Oscilaban entre las imágenes de un mafioso de baja estofa, de un jefe absoluto borracho de la sangre de sus opositores o de un dirigente que no puede contener el reclamo social sin ayuda de un presidente. Recibieron conceptualizaciones variadas de las ciencias sociales: “punteros”, “barones del conurbano”, “dirigentes feudales”, “mafiosos”, “jefes comunales/municipales”, etc. Pero estos conceptos, esas imágenes y esas figuras cargan con la historia de las transformaciones de las últimas décadas.

II

El peronismo es el partido de la transformación (conservadora, progresista, neoliberal, neodesarrollista, posneoliberal, etc). Toda la brutalidad y la capacidad civilizatoria de los trastrocamientos sociales y económicos –desde mediados del siglo XX– pasaron por su interior. Metabolizó todos los escenarios, desarrolló una astucia de maniobra para los cambios de época y se constituyó en el gran masticador de las relaciones de fuerzas. Tuvo y tiene la oreja puesta en las mutaciones épocales. Esto le impide ser un partido tradicional, ya que no sería apto para los “volantazos”. Ni siquiera podría ser un movimiento flexible, sino que tiene que ser constantemente un centro consolidado y deseado por una élite dispuesta a su abordaje. Una que acepte moverse sin sufrir por las pérdidas y por el despojo. Es decir, el peronismo no tiene memoria nostálgica cuando se trata de la lucha por la conducción. No tiene mitos que lo limiten, a pesar de la liturgia de algunos dirigentes.

En esa peripecia de transformaciones y degluciones, el peronismo fue contra los suyos. Los disciplinó, los expulsó y los dotó de formas para presentarse en la arena política. Les bajo y subió el pulgar. Se transformó en un Coliseo cultural donde desfilaron, se incorporaron y se expulsaron a diversas generaciones. A modo de ejemplo, el uso del “impresentable” legitimó la acción de variadas dirigencias para dejar atrás a otros actores. La organización vence a todos. PJ ex machina. Sigue leyendo

Pretorianismo y democracia en Venezuela

fotonoticia_20150221031208_644

Por Esteban De Gori :: @edegori

  1. Las Fuerza Armadas en Venezuela estuvieron históricamente politizadas. Antes, durante y después. Es un Estado donde algunas de sus instituciones están en conspiración permanente. El mismo chavismo – en palabras Hugo Chávez- es un arte de la conspiración. Un arte utilizado para llevar adelante sus propósitos. Chavez fue un Robespierre justiciero con votos, pero sin los deseos de instalar una guillotina. Todo siempre se cocinó en las elecciones. Ese fue lugar de la revancha, de la imposición de la voluntad popular.
  2. El petróleo y la estructura económica venezolana -con sus precios y estancamientos- son territorios propicios para ensayar intentos desestabilizadores. Los grupos económicos tienen un poder inconmensurable, más allá de la construcción teórica y politológica que indica que en Venezuela existen liderazgos propietarios de todo el espacio político. El desabastecimiento solo puede explicarse por una cruenta pugna por la distribución de la renta y de las divisas. El Gobierno padece el momento.
  3. Pese a la violencia activa y potencial de las derechas conjuradas, todo intento (fallido) de golpe beneficia al gobierno pero, centralmente, a  las Fuerzas Armadas quienes obtienen una importante parte del ingreso estatal. En su “autopurificación” se erigen como los guardianes del orden, constituyéndose en “la última ratio del Estado chavista”.
  4. Aunque los gringos piensen en el Estado Islámico, tienen medio-ojo en la situación venezolana. Apuestan a movilizar recursos internos (venezolanos) y algunos que provienen de Colombia. Bill Clinton, acaba de pedir que liberen a Leopoldo López y al alcalde Antonio Ledezma.
  5. Toda la oposición -salvo, Capriles- tienen una vocación golpista. No tienen la capacidad de construir una representación nacional. Creen que la apuesta electoral de Capriles es una “mariconada” y que solo queda aprovechar cualquier oportunidad para desgastar al gobierno. Dentro o fuera del orden democrático.
  6. En este año se realizaran elecciones legislativas. Toda esta situación –que va de la detención de militares de la aeronáutica a la del alcalde Ledezma- no está escindida de la necesidad de unos y de otros de hacerse el control de la Asamblea Nacional.
  7. Maduro no es Chávez. Ha tenido que hacer equilibrios y renegociar todo el tiempo con los militares. La cabeza de ello, es Diosdado Cabello.
  8. Existe una nostalgia por el poder. Durante décadas, las derechas ocuparon las instituciones. El chavismo destrabó esta situación a “martillazos jacobinos” introduciendo un poder dual dentro del propio Estado. Se “leninizó” a sí mismo para instalar las misiones y otros proyectos.
  9. La elite chavista no va a perder fácilmente el Estado. La baja del petróleo, como el desabastecimiento, son dos situaciones que impactan en sus políticas públicas y en el electorado de menores recursos. La creación de un tercer mercado de moneda extranjera, es un guiño a la “muchachada” empresaria. Además, se solicitó un préstamo a Qatar y a otros países vinculados a la OPEP y con acuerdos con los EEUU. Con lo cual, se puede pensar en un pragmático zigzagueo geopolítico provocado por la crisis.
  10. El MERCOSUR hace poco por sostener a Maduro, sobre todo Brasil. Nadie tiene dinero y espalda para hacerlo. Por primera vez, Venezuela está sola.
  11. Existe un núcleo duro del chavismo, movilizado y con control de las calles. No podrían ser comparados con La Cámpora, si buscamos un símil argentino. Tienen incidencia barrial, en los Consejos Comunales y en pocas horas pueden movilizar a los sectores populares.
  12. La derecha se encuentra en una profunda crisis política. La Mesa de Unidad Democrática no ha funcionado. No solo eso. La derecha se ha convertido en el “lobo” de sí misma. Su posibilidad de recomponerse está ligada a una eficaz utilización de la crisis económica y de una alianza que les permita un buen resultado en las próximas legislativas.
  13. En la detención de Ledezma, el chavismo utilizó muy bien el minuto a minuto de las cámaras para demostrar que sus denuncias tienen la velocidad de un rayo. La fiscalía actuó. En ese país el tiempo y la política apremian las 24 hs. La detención en vivo y televizada es parte de una pedagogía política que ahorra mediaciones. Una pedagogía pegada al tic tac del teatro de operaciones. Todos, de alguna manera, terminan habitando las envolventes metáforas de la guerra. Una que entra y sale del juego democrático y de la lucha de intereses.

DE INDIGNADOS A VALIENTES

MADRID. 31-1-15. MARCHA DE PODEMOS. FOTO: JOSE RAMON LADRA.

Por Esteban De Gori :: @edegori

La victoria electoral de Syriza (Grecia) construyó un nuevo escenario europeo y empujó a Podemos a lanzar su campaña electoral. Los promotores del cambio en Europa ocupan el espacio público. Syriza con su acceso al gobierno y con una batería de medidas sociales, y Podemos con más de 100.000 personas en Madrid el pasado sábado 31 de enero. Estas experiencias políticas, que acompañan a los límites impuestos por el primer ministro italiano Matteo Renzi, van conformando un territorio político contrario a los dictados de Angela Merkel y a las políticas de austeridad. Las simbologías del intervencionismo aparecieron en los discursos. Alexis Tsipras -cuando fue nombrado Primer Ministro- homenajeó a aquellos que resistieron al nazismo y Pablo Iglesias hizo lo propio con aquellos que resistieron la invasión napoleónica (1808). No solo esto: en su discurso en la “Marcha del Cambio” insistió en que se debería pensar en “aislar a Merkel” porque lo que “está en juego en Europa es la democracia”. Bloquear a Alemania desde el interior de la Unión.

Seguir leyendo en Ni a Palos