Archivo del Autor: borovinsky

UNA FIEBRE QUE NUNCA BAJA

Eduard-Limonov-toda-gloria_EDIIMA20141128_0738_5

Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky

“El que quiera restaurar el comunismo no tiene cabeza; el que no lo eche de menos no tiene corazón”, dicta el epígrafe de Vladimir Putin del libro que Emmanuel Carrère escribió sobre la agitada vida política y cultural del exiliado poeta ruso Eduard Limónov (1943-). En menos de 140 caracteres Carrère busca sintetizar la extraña, para muchos al menos, contemporaneidad post-soviética en la que la ex-URSS elige democráticamente un poder de hierro (Putin) luego del paso por el “gobierno blando” de un Boris Yelsin, tiempo después de la caída del imperio comunista. Porque Limónov tiene dos almas gemelas, una literaria y otra política. Almas gemelas que se caracterizan por haber triunfado en la busca del reconocimiento social y el prestigio y según el caso el poder. Alma literaria: Alexander Solzhenitsyn (un poco también Joseph Brodsky). Y alma política: Vladimir Putin. Exitosas némesis que aceitan el motor de la historia de la vida de Limónov: el resentimiento.

Seguir leyendo en La Agenda

Etiquetado , , , , ,

UN TOCQUEVILLE PARA LA CONTRARREVOLUCIÓN

mao-multiple10_lg_1
Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky

“La filosofía del siglo XVIII ha sido destructora, la del XIX debe ser organizadora”, dijo alguna vez Claude-Henri de Saint-Simon. En ese siglo XIX que alguna vez fue el porvenir y que hoy es pasado es que escribe este otro singular pensador francés llamado Alexis de Tocqueville. En sus trabajos, no solo analiza las causas de la caída del Ancien Régime y el surgimiento de la democracia norteamericana sino que además percibe tendencias mundiales que serán verificadas por la realidad del siglo XX. El autor pronostica que la humanidad avanzará hacia la centralización y la democratización del globo en un siglo –XX– que será dominado por Estados Unidos y Rusia. Quizás el mundo tienda a ser como los Estados Unidos, pero no hay que olvidar que Estados Unidos huye hacia el oeste: al desierto.

Portador de una mirada “suave, clara y siempre un poco triste” (en palabras de Carl Schmitt), la obra de Tocqueville atraviesa la historia política mundial de los últimos siglos pasando principalmente por Francia y Estados Unidos hasta llegar en nuestros días a una nueva potencia en ebullición como es China. En este país, gobernado por el Partido Comunista, un importante miembro del Comité Central, Wang Qishan, ferviente lector de Tocqueville, ha instado hace algún tiempo a los afiliados del partido a leer L’Ancien Régime et la Révolution para así, quizás, evitar que una nueva revolución política destrone al partido de Mao Tse Tung.

Seguir leyendo en La Vanguardia

Etiquetado , , , , , ,

UN TOCQUEVILLE PARA LA CONTRARREVOLUCIÓN

mao-multiple10_lg_1
Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky

 “La filosofía del siglo XVIII ha sido destructora, la del XIX debe ser organizadora”, dijo alguna vez Claude-Henri de Saint-Simon. En ese siglo XIX que alguna vez fue el porvenir y que hoy es pasado es que escribe este otro singular pensador francés llamado Alexis de Tocqueville. En sus trabajos, no solo analiza las causas de la caída del Ancien Régime y el surgimiento de la democracia norteamericana sino que además percibe tendencias mundiales que serán verificadas por la realidad del siglo XX. El autor pronostica que la humanidad avanzará hacia la centralización y la democratización del globo en un siglo –XX– que será dominado por Estados Unidos y Rusia. Quizás el mundo tienda a ser como los Estados Unidos, pero no hay que olvidar que Estados Unidos huye hacia el oeste: al desierto.

Portador de una mirada “suave, clara y siempre un poco triste” (en palabras de Carl Schmitt), la obra de Tocqueville atraviesa la historia política mundial de los últimos siglos pasando principalmente por Francia y Estados Unidos hasta llegar en nuestros días a una nueva potencia en ebullición como es China. En este país, gobernado por el Partido Comunista, un importante miembro del Comité Central, Wang Qishan, ferviente lector de Tocqueville, ha instado hace algún tiempo a los afiliados del partido a leer L’Ancien Régime et la Révolution para así, quizás, evitar que una nueva revolución política destrone al partido de Mao Tse Tung.

Seguir leyendo en La Vanguardia
 

Etiquetado , , , , ,

AMOR AMARILLO

Larreta Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky Este año no tendremos mundial pero con suerte, los habitantes de la ciudad de Buenos Aires, votaremos seis veces. Y todo gracias a la ciencia política argentina. Bien. Seis veces: PASO en la ciudad, elección en la ciudad, balotaje en la ciudad, PASO en la nación, elección en la nación, balotaje en la nación. Seis posibles pero cuatro seguras. En ese trazado los porteños nos aproximamos a unas extrañas PASO en las que la interna del PRO se comió la elección. De las PASO del PRO saldrá muy probablemente el próximo jefe de gobierno porteño, creen más o menos todos. El resto de los candidatos deben todavía esperar el resultado de esta interna para poder entrar a inspeccionar la cancha y muy probablemente posicionarse como el opositor del que vendrá. Las especulaciones y las conveniencias son variables. El resultado de la interna del macrismo es el tablero mismo porque el PRO, partido con pretensiones nacionales, creado en la era del fin de los partidos, “municipalizó su interna”. Sigue leyendo

Etiquetado , , , , ,

BASTARDOS CON GLORIA

0208_massa_scioli_macri_cedoc.jpg_1853027552

Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky

I.

El proceso de racionalización y el desencantamiento del mundo conviven con un reencantamiento que enviste figuras en fluctuación permanente. Son estas personalidades notables las que en nuestras sociedades (pos)modernas mantienen la llama de lo extraordinario. Figuras representativas rodeadas de un aura inexplicable: artistas, deportistas, políticos. Estrellas sociales, en síntesis. Las figuras representativas de una sociedad son el producto de una compleja combinación alquímica. Es como dijo Marcelo Leiras: la representación tiene que ver con la magia y con el trabajo. Es un proceso medio darwinista de supervivencia del más apto en una sociedad marcada por la división social del trabajo. Es representación o muerte, dijimos.

II.

Al kirchnerismo paladar negro y al anti-kirchnerismo atómico los une un mismo destino: la intrascendencia electoral. Ninguno de los dos polos más intensos de la década ganada junta votos y los tres candidatos que, al día de la fecha, lideran las encuestas vuelven inoperantes los peronómetros ensamblados en Tierra del Fuego. Los extremos carecen de representatividad social de masas. Macri, Scioli y Massa son candidatos, como se viene diciendo hace tiempo, híbridos. Anfibios, se dijo también. Solo basta con ver videos en @Youtube del 2003 para percibir cómo los tres mejoraron retórica y políticamente. Son un canto a la evolución permanente. Se hicieron hombres-políticos bajo el fuego amigo del kirchnerismo. Nietos de la modernidad política al uso nostro. Hijos de la democracia y, quizás, padres del porvenir inmediato. Son además tres de los políticos más subestimados y/o despreciados por el kirchnerismo duro de toda la década. Hijos bastardos de la década ganada que buscan la gloria. Sigue leyendo

FANTASMAS DEL FUTURO PRÓXIMO

tom1

Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky

Un fantasma recorre Europa: el fantasma del terrorismo. Si, el fantasma del terrorismo pone en vilo al viejo continente, pero desde ya habría que agregar, “una vez más”. Porque la relación entre Europa y el terrorismo es tan vieja como aquella palabra acuñada nada menos que en el país que albergó el ataque. Un continente habitado por los espectros de los terrores pasados. Terrorismos partisanos como ETA, Baader Meinhof, Brigadas Rojas, Al Qaeda, etc. Y terrorismos de Estado como justamente el francés. El terror jacobino vio la luz en Francia, país en el que la violencia como partera de la historia se hace carne. País a su vez obsesionado, no son los únicos, claro, con los grupos insurreccionales y con las tendencias divisionistas hacia adentro de su patria.

Seguir leyendo en La Vanguardia
 

La tregua

fifa_mundial615

Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky*

El fútbol como opio de los pueblos: eso ya se dijo mil veces. Pero sí, el fútbol como religión. El fútbol como conflicto internacional neutralizado, como guerra por otros medios (pacíficos). Una guerra de 90 minutos donde las reglas de la beligerancia internacional se respetan, aunque siempre hay lugar para la picardía. Votamos presidente cada cuatro años y también cada cuatro años nos la jugamos en un campeonato mundial de fútbol que todo lo absorbe y lo tapa.

Si como dice Mao la guerra es política con derramamiento de sangre, y la política es guerra sin derramamiento de sangre, entonces el mundial de fútbol parece tener un poco de cada una: guerra (neutralizada), política (encubierta) y algunas gotas de sangre derramadas en la cancha. Y pasión, negocio, show para todos y todas. El circo romano de la posmodernidad en el que nadie tiene que morir. Sigue leyendo

chau, Marcos

SUBCOMANDANTE-MARCOS-HQ2.jpg-HQ-62

Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky

La generación que no llegó a mirar MTV después del colegio no sabe quién fue el subcomandante Marcos. Decimos fue, porque esta semana Marcos dejó de existir. Se cambió el nombre, en fin. La irrupción espectacular en las pantallas de los televisores a mediados de la última década del siglo XX marcó a miles en una época signada por la “hegemonía simbólica del neoliberalismo”, y devino, a distancia, un consolador consumo cultural en la era del fin de la historia pregonado entonces por Francis Fukuyama. Sigue leyendo

Icona pop(ulista)

Mao-Mao

Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky

 

No importa quién haya matado más gente, la historia y la filosofía nos ponen más cerca de Stalin que de Hitler. La hoz y el martillo, dice Slavoj Zizek, pueden ser utilizados irónicamente en una publicidad, pero difícilmente la esvástica sea usada del mismo modo. Algo similar podría pensarse a partir de las serigrafías de Andy Warhol. El artista estadounidense realizó varias de Lenin y muchísimas de Mao, pero no parece haber realizado ninguna de Hitler. Warhol decía que él retrataba a ricos y famosos. Eran imágenes paganas, íconos pop de la sociedad de consumo. Moda y pueblo. Se consume a Marilyn, a Jackie O. y a todos los derivados culturales del marxismo de masas. Consumos simbólicos de gente común que sueña con ser extraordinaria.

Sigue leyendo

El amor nos destrozará (otra vez)

Image

Por Tomas Borovinsky

Dentro de la revolución todo, fuera de la revolución nada. Todos somos postrevolucionarios porque somos los hijos de todas las revoluciones políticas triunfantes. Somos los hijos de las guerras civiles fallidas y de los desempates hegemónicos que estuvieron antes. Venimos también de los armisticios firmados con la sangre derramada y descendemos de los juicios en los que vencidos juzgaron a vencedores. Dijimos: dentro de la democracia todo, fuera de la democracia nada.

¿Qué es jugar a la revolución en una democracia liberal como la nuestra? La respuesta se hunde en el barro del esteticismo puro, la inconciencia política y el consumo irónico. ¿Cómo se hace una revolución en un país donde se vota cada dos años? La democracia liberal es el lugar donde se baraja y se da de nuevo cada dos años, y donde el fantasma de la opinión pública se hace carne por un rato, y hace justicia por voto propio y deshace el poder político del que parecía tenerlo todo.

Sigue leyendo