Archivos Mensuales: enero 2015

NISMAN

nisman

Por Agustín Cosovschi :: @cosovschi 

Escribir en tiempos policiales es difícil: parecería ser que sólo vale la pena intervenir cuando se tienen pruebas nuevas, interpretaciones originales, pistas impensadas o rastros desatendidos. Para los que no estamos sumergidos en el barro de la investigación sobre la muerte poco clara del fiscal Nisman, la reflexión por momentos se nos aparece como un ejercicio ridículo, hasta narcisista. Es que, ¿quién podría creer que haga falta otra cosa que develar la trama oculta de los acontecimientos que derivaron en su muerte? Sigue leyendo

TEORÍAS CONSPIRATIVAS Y CONSPIRACIONES

Nisman

 

Por Martín Rodríguez :: @Tintalimon

La muerte hasta 1983 era una forma de dirimir la política; la muerte, desde 1983, marca el límite de la política.

Natalio Alberto Nisman murió y no sabemos por qué ni –hasta ahora- cómo. Pudo haber decidido matarse, pudo haber sido inducido a matarse, pudo haber sido asesinado, pero ninguna de las tres hipótesis puede sacar la política de esa muerte. Porque Nisman estaba enrollado en un nudo del Estado: el triángulo de las Bermudas de la “causa AMIA” y su “pista iraní”. Una pista que concentró los recursos judiciales y políticos y que se abroqueló dentro de la lectura de escala global que Estados Unidos y el Estado de Israel dieron de ese hecho de guerra en suelo argentino. Nisman murió y excitó los resortes narrativos y conspirativos: “el fiscal que acusó a la presidenta muere la noche anterior a su Día D”. Y a mucha gente la fácil lectura no es un problema: la obviedad autoral (“fue el gobierno” o su contrario: “fueron los ex servicios para perjudicar al gobierno a favor de…”) no le dice nada. Ni tampoco la endeblez de la acusación originaria del fiscal. Por lo pronto, advierten a media distancia que el Estado es una guerra interior, que la transición va a ser dura. Vamos un poco para atrás.

Seguir leyendo en LaPolíticaOnline.

¿Quién era Charlie?

Por Dardo Scavino

El 5 de abril de 1971 apareció en la revista parisina Le nouvel observateur una solicitada redactada por Simone de Beauvoir y firmada por 343 mujeres del mundo de la política y la cultura –entre quienes se encontraban Marguerite Duras, Marthe Robert, Agnès Varda, Jean Moreau o Catherine Deneuve– en favor de la legalización del aborto y con este valiente intitulado: Je me suis fait avorter (Yo me hice un aborto). A la semana siguiente, Cabu –uno de los dibujantes asesinados la mañana del 7 de enero de 2015– se burlaba de los críticos del manifiesto con esta ilustración de tapa:

Untitled1

“¿Quién preñó a las 343 guachas del manifiesto sobre el aborto?” “Lo hicimos por Francia”, respondía la caricatura de uno de los políticos opuestos a la interrupción de embarazos. La tapa tuvo tal repercusión que durante las manifestaciones que apoyaron la propuesta de legalización presentada por la gaullista Simone Veil –aprobada en diciembre de 1974– las pancartas contenían la leyenda Manifeste des 343 salopes, y hasta el día de hoy las feministas lo llaman así aunque las más jóvenes ignoren de dónde proviene el adjetivo. Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,