URGA (de Sergio Raimondi)

trigo raimondi

Al estudiante le dispararon en un pasillo de la facultad

a la vista de todos, eso pasó en el año mil novecientos setenta

y cinco y no, no es una hoz sin mella lo que se ha de pintar

en la pared, a menos que sirva para reconsiderar el hecho

en relación al cereal que desde lo alto por un tubo en el muelle

a la bodega cae o allá en el polvillo cuando el recibidor hunde

una, dos en la panza de la bolsa, tres veces el calador hasta

el mango y ve palmaria la bondad de los granos pero decreta

chuza la entrega para devaluar. El Ente mayor es el Estado

y la mecánica se remonta a mil novecientos treinta: aparato

de regulaciones constantes que tiende a ser ejercido por una sola

cabeza capital, multiplicado en oficinas vacuas y vagas.

Y si el Sindicato media el descontrol, también la Universidad:

es trigo lo que hay alrededor del cuerpo caído, insectos muertos,

ácaros. Más allá un nuevo recibidor con su caladora en mano.

La cinta transportadora le acerca una bolsa, y otra y otra y otra.

(Sergio Raimondi, Poesía Civil, VOX, 2001)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: