Icona pop(ulista)

Mao-Mao

Por Tomas Borovinsky :: @borovinsky

 

No importa quién haya matado más gente, la historia y la filosofía nos ponen más cerca de Stalin que de Hitler. La hoz y el martillo, dice Slavoj Zizek, pueden ser utilizados irónicamente en una publicidad, pero difícilmente la esvástica sea usada del mismo modo. Algo similar podría pensarse a partir de las serigrafías de Andy Warhol. El artista estadounidense realizó varias de Lenin y muchísimas de Mao, pero no parece haber realizado ninguna de Hitler. Warhol decía que él retrataba a ricos y famosos. Eran imágenes paganas, íconos pop de la sociedad de consumo. Moda y pueblo. Se consume a Marilyn, a Jackie O. y a todos los derivados culturales del marxismo de masas. Consumos simbólicos de gente común que sueña con ser extraordinaria.

El comunismo pertenece al mismo tronco filosófico e histórico que el liberalismo. Marxismo y liberalismo comparten una cierta lógica derivada de la filosofía de la historia universal, de origen judeo-cristiano, del progreso social. Marx parte del canon de la filosofía y la economía heredados: Hegel y Ricardo. Marx, dicen algunos polemistas, no es más que un ricardiano. Esto lo tenían claro, después de todo, pensadores alemanes como Carl Schmitt y Martin Heidegger. En este sentido decía Schmitt, a partir de la máxima leninista que definía a la revolución como sóviets más electrificación, que cualquier empresario capitalista estaría de acuerdo con electrificar la patria. Y también decía Heidegger en 1935 que “desde un punto metafísico, Rusia y América son lo mismo; en ambas encontramos la desolada furia de la desenfrenada técnica y de la excesiva organización del hombre normal”.

Lenin Warhol Black

Capitalismo anglosajón y comunismo soviético, Rusia y América, aparecen como dos potencias universales y materialistas, igualitarias e industrialistas, a los ojos de cierto pensamiento reaccionario. Cuando se mata en la Alemania nazi se mata a un inferior, se mata en nombre de la raza aria. Cuando los soviéticos matan lo hacen en nombre de la humanidad, y matan a un igual, como los americanos. También se mata en nombre de los derechos humanos, cuando corresponde.

La revolución rusa, ya lo dijimos, pertenece al paradigma revolucionario que es el nuestro, el jacobino. Lenin como Robespierre redivivo. Stalin como ironía de la historia: si Napoleón perdió todo en el hielo ruso, el ideal napoleónico vuelve hacia Europa bajo las formas de un ejército rojo. Es el boomerang de la dialéctica, la vieja bomba atómica teórica de los pueblos oprimidos. El paradigma jacobino es el nuestro también y por eso el gorro frigio ocupa el lugar que ocupa en nuestra simbología patria.

El comunismo pudo haber matado más gente que el nazismo, pero estamos más cerca de Stalin que de Hitler. Pero no somos lo mismo. Por eso le dijo, supuestamente, Josef Stalin a Leopoldo Bravo, embajador argentino en la Unión Soviética: “Si lo he entendido bien, ustedes serían capitalistas, pero no tanto. Pero también socialistas, aunque casi nada. Llegan al poder por elecciones, pero no creen en la democracia burguesa”. Todavía somos un poco todo eso. Socialistas que se hicieron comunistas. Radicales que se hicieron peronistas. Comunistas que se hicieron peronistas. Comunistas que se hicieron radicales. Liberales que se hicieron peronistas. Somos un intento de democracia plebeya en el que entra todo el famélico sistema de partidos. Un Estado que contiene a una sociedad en ebullición, una banda de gente que quiere salir. El país de la olla a presión. Somos una república de demandas sociales insatisfechas que ya no cree en las armas para la acción. Porque después de todo, fusilar es de fascista o de bolche. Y por suerte, pese a todo, vivimos en un país populista.

4 pensamientos en “Icona pop(ulista)

  1. Diego dice:

    Arranca bien el artículo, termina condescendiente consigo mismo. Se perdona incluso en la segunda vuelta, cuando ya todos sabíamos que el fuego quema. Así, la división no puede ser ética (“por los derechos humanos también se mata”) sino de mero grupo de pertenencia, nosshhotross y los otros. Triste pero real.

  2. Ale dice:

    Interesantes artículos Tomás, ojalá publiques más seguido

  3. @quintinLLP dice:

    Un artículo de mierda, coquetería banana con Stalin para apoyar a los dictadores de hoy. Hijos de puta como Zizek.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: